domingo, 11 de junio de 2017

Poema de Carlos Godoy (El Salvador):

Acumulamos recibos pagados
ropa en el tendedero
la vida

cabuyas                                        
centavos debajo de la cama
ausencias
latas de cervezas
fotografías nunca tomadas
noches
días de ser feliz
caracoles
pétalos sin color
llaves que jamás nos conducirán
al paraíso
un poco de infierno
abismos en la garganta silencios
remolinos
libros firmados sin leer
sal
ejercicios que nunca serán poemas.

domingo, 28 de mayo de 2017

Cuento de Elida Guadalupe Navarro Madrid (Panamá)

                            
                                   La Doña Roja
Es la señora de la casa, la gran y distinguida esposa de Ricardo. De buenos modales, etiqueta y cultura; sabía cómo manejarse en la sociedad. Una doña respetable.
Entra a la recepción del hotel y lo ve.
Alto, moreno y con un olor fuerte. Llamó su atención como siempre.
-Buenas tardes señora Sofía. ¿Viene a la reunión del Club de Jardinería? –Abriéndole la puerta del Salón Principal.
-Buenas tardes, Román, así es. –Mientras lo ve a los ojos con mirada sincera de agradecimiento por la gentileza al abrirle la puerta y luego baja esa misma mirada poco a poco y que poco a poco deja de ser una mirada de gracias para convertirse en una morbosa ojeada al gran Román.
Ambos se sonrojan y se retiran.
Doña Sofía era en efecto una gran dama de sociedad pero tenía una pequeña manía, y es que al saludar, conocer y ver a un hombre, el que fuese, siempre tiene que bajar su mirada a ver qué potencial tiene el individuo y digo potencial porque para ella todo es perfectible, sólo basta tener un poco talento y la maestría llegará con la práctica.
Sale de su reunión del Club de Jardinería y la espera su esposo, Ricardo, que está con un señor extraño.
-Querida, te presento a Calixto Frondones, el dueño del terreno dónde empezaremos el nuevo proyecto de la constructora.
-Señora un placer
-Encantada Sofía –Contesta, mientras al mirarlo a los ojos para saludar mueve la mirada a la izquierda dónde se encontraba un hermoso espejo, lo mira tres segundos, zigzaguea, empieza a bajar  su cabeza y finalmente baja su mirada para observar a Calixto.
Ricardo extrañado por su cabeza baja, le pregunta.
-¿Amor te pasa algo?
-Mi vida de repente me sentí débil, como si tuviese un gigantesco animal en mi espalda (al decir esto se imaginó al gran Calixto) ha de ser que dormí mal.
La familia está en la iglesia, en la misa dominical, en primera fila; es un día diferente porque es un nuevo sacerdote. Es un cura joven y no usa sotana. Inicia la homilía, los feligreses se arrepienten por sus pecados y piden perdón. Llega el momento de arrodillarse, doña Sofía queda en frente los pies del cura, esta vez no necesita bajar la cabeza sino subirla, no sabe como disimular, entrelaza sus manos, empieza a apoyar su cara, levanta la cabeza, lo mira y se percata de que él ya la estaba mirando.

Se sonroja, continúa orando…

domingo, 14 de mayo de 2017

Protesta de Christian Santos (Nicaragua)

¡Ella Xipaltonal! La Madre que revuelve la materia celeste, la que revienta los cielos en lluvia de deseos invitándonos a vos y a mí  al  ritual  de sal y sangre en la ribera de los ríos, en la ciudad, en la playa. Es ella Xipaltonalt, la que nos guía a  gozar del sortilegio de amar ¡En  la plenitud del momento!

Diosa Madre Xipaltonalt: ¿Decime? ¿Para qué en la ley esta registrado el derecho a la vida de esta  mujer, si en este momento ella está a punto de morir  por un embarazo sangrante  y está prohibido salvarle su vida

Jesús de Nazareth…!Te acordás que vos salvastes la vida de la mujer cuando la apedreaban...Decime ¿por qué hoy permitís que este embarazo le reviente la vida y no haces nada para salvarla?  

domingo, 7 de mayo de 2017

Poema de Consuelo Hernández (Colombia)

CLAROSCURO
A Gladys Ilarregui

La vida es una calle de luz y sombra
un caerse y levantarse
a pesar del dolor en la rodillas
es ver con ojos nuevos cada instante
y sin miedo
saborear las batallas…

Es pulir la piedra bruta
convertirla en diamante
es brillar en el hogar de la tiniebla…

Es rotar con la rueda de tu fortuna
que con cada decisión impulsas  
en tu breve paso por la tierra.

Vivir
es recomenzar cada minuto

en punto cero.

martes, 20 de diciembre de 2016

Poema de Ariel Romero (Panamá)

Mi hermano y yo, en medio
de una explosión en diciembre de 1989.
IX.
Las marcas en los árboles,
las nubes que navegan en las casas,
la lluvia que retumba con su cuerpo de serpiente.
El tiempo ha huido 
y los relojes todavía marcan el momento de la partida.
Nosotros debajo de una mesa,
adivinando los dominios del odio;
la tierra tiembla
y cae como una bandada de aves muertas.

Escondemos nuestros corazones debajo de la piedra
que los insectos llevarán hacia el nacimiento de lo inabarcable.
Se escuchan llantos,
 las hojas de los arboles caen;
 el miedo se filtra como un gránulo genocida.
 Y las tormentas volverán con sus pasos ciegos
 pero no borrarán el estruendo de las armas de nuestras mentes.

Esa calle angosta,
esa calle larga,
las piedras son seres que atrapan a la lluvia;
y el mundo perfecto se esconde en las esquinas,
no hay ruidos, no hay pasos que vayan hacia atrás.
El cielo respira entre nubes perdidas. 
Estamos debajo de la mesa,
salvaguardando lo que queda del amor;
pero todavía la explosión,
la tierra temblando,
y no pudimos retomar el génesis de lo perdido.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Poema de Elena Liliana Popescu (Rumania)

DIME


A mi esposo, Nicolae

No creíste
que podrías vencer
cuando, renunciando a las armas,
lucharas contra tu propia imagen
por tu liberación.

Nunca podrás mirarte
a los espejos que te muestran
débil o altivo,
impávido o cobarde,
según tus deseos...

Te lo dijeron
pero no lo creíste...

En el país sin espejos,
«¿cuál será tu rostro?»,
te preguntarás entonces
una vez más, y lo sabrás
si quieres dejar que la respuesta
llegue por sí sola...

¿Qué tienes que perder
si la búsqueda es
la única realidad posible?

¿Cuál es el camino?
se pregunta el que marcha
sin saberlo por el único camino
por donde puede llegar.

¿Llegar adónde?
si él ya está allí
aunque no pueda saber aún
que ha ganado.

¿Hay alguna competición más temible
que aquella en que tú
eres el único y obstinado participante?

¿Pero cómo se puede luchar
cuando el adversario lleva
como amuleto
solo tu rostro?

«Pierde toda esperanza», te dijeron
para que pudieses esperar de verdad.
Pero, dime, ¿de qué le sirve la esperanza
al que lo tiene ya todo?
¿O saber el camino de vuelta

al que ya ha llegado?

domingo, 11 de diciembre de 2016

Poema de Aura Méndez de Canova (Panamá)

ESTAS EN LA PIEL DE LA AURORA

Se estremecen los silencios
en las pupilas del amanecer
vuelan pájaros estridentes en su rostro
beben lágrimas rotas
del lecho casi inexistente.
Hay lumbre en mis dedos silenciosos...
Aún florecen en nuestros cuerpos geométricos…
Tintas viejas y peces rojos;
me quedan espinas rotas sin astillas;
raíces cálidas en la copa azulada,
palpitan nuestros cuerpos
en los espejos del amanecer…
Allí se calcan labios atados de sueños.
Los vacíos de lunas
se llenan de espantos
y la sangre llama sed entre gaviotas.
Veo tu alma desnuda
tatuada de poemas
llenas con tus ojos
mis siglos y quimeras.
Llega la fertilidad en las sienes de la aurora
aparecen acuarios vivos en nuestros rostros.
Se encrespa una llovizna de recuerdos en la sangre,
ahora hay destellos de frases vencidas...
Y pasiones.
Las esquinas de hoy
corren tras latidos
de la esfera fundida de siglos.
¡Amaneceres sin fechas!
Voces de aurora tejen este idilio ya existente
en el libro vulnerable del amor.
Nuestra garganta unifica
labios incandescentes
exhala luz el horizonte joven.
Somos dos en las envolturas de las llamas;
el paisaje suspende
su impetuoso aullar
y entrelaza hombre y mujer en el albor…
Se funden besos desteñidos
junto al viento solar;
la piel de la aurora
crece en nuestros brazos
y en los pechos verdes que vomitan humo frío.
Te imaginé vulnerable como bruma de octubre
ahora nuestros cuerpos se transplantan.
Se destiñe el umbral de los recuerdos
y se asoman los ayes oxidados
¡Iracundo destino!
Forja a olvidar trazos vivos
rehuyen los sorbos del amor...
Meridianos desgastados... absortos.
Ahora contemplo quietud
en las violetas del amanecer;
se disgregan los recuerdos en los dedos
de la esfera abierta en llamas.
Hoy la sangre se aferra al silencio inexplicable
se aturde la lluvia
en el ocaso del amanecer
quedan tenues murmullos
ecos en la piel y memoria.
Vuelvo al periplo de mi pueblo vacío
recorro el manantial acordonado de quietud
y una frágil llama circula en los poros
de la aurora ebria.


domingo, 6 de noviembre de 2016

Poema de Kenia Patricia López (El Salvador)


LA SERPIENTE A EVA

Soy la serpiente
que abraza tu cuello
mordisquea tus labios
recorre tus venas
exprime tus senos
saborea tu sexo.
Rasgo tu útero
lo hago arder en ron.
En la sombra
/colonicé tus muslos.
Piensas,
yo doy tributo por la semilla

               que desgarré en tu mundo.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Opinión de Adriana Sautú (Panamá)

15 razones por las que apoyo la ley en educación en sexualidad y las guías para maestros:

1. Porque la sexualidad es mucho más que tener sexo y hacer hijos.

2. Porque la sexualidad es parte esencial de nuestras expresiones de vida cotidiana.

3. Porque en nuestra sexualidad de hoy, hay una enorme carga de violencia y discriminación hacia el prójimo.

4. Porque tenemos un problema de salud pública, y la educación es un componente esencial de los programas de salud pública.

5. Porque la familia es y será siempre la primera escuela, y evidentemente, hoy, la escuela de la casa necesita ayuda.

6. Porque hay que mejorar e incluir el tema de sexualidad en las escuelas para padres.

7. Porque MINSA y MEDUCA deben educarnos para una buena salud, incluyendo salud en sexualidad.

8. Porque la planificación familiar está al alcance de quienes tienen dinero, pero no de aquellos en zonas pobres y de riesgo social.

9. Porque la educación integral en sexualidad habla de valores, de afectividad, de autoestima y de respeto a mí mismo y al prójimo.

10. Porque Meduca eligió la metodología de habilidades para la vida, que incluye aprender a tomar decisiones informadas midiendo consecuencias con responsabilidad.

11. Porque Meduca eligió la metodología de habilidades para la vida que nos prepara para una mejor comunicación asertiva en familia y en sociedad.

12. Porque la metodología de habilidades para la vida refuerza el pensamiento crítico para que los jóvenes analicen el bombardeo publicitario de la sociedad de consumo.

13. Porque la educación integral en sexualidad es más que el rigor científico de conceptos biológicos y conocer métodos de planificación: incluye desarrollar un proyecto de vida.

14. Porque la educación integral en sexualidad enseña a los pequeños a reconocer el abuso y refuerza los valores de conocerse y respetarse a uno mismo y al prójimo.

15. Porque los derechos no se dan, se consagran. Es nuestra responsabilidad de padres, y también es responsabilidad del estado el velar por nuestros derechos.

Por eso, apoyo una ley que enmarque los temas de salud sexual y reproductiva.

Por eso apoyo el esfuerzo de MEDUCA en iniciar un programa con las guías para docentes y padres.


Por eso apoyo que el MINSA sea también un actor principal en este esfuerzo de ley y de educación.

domingo, 28 de agosto de 2016

Prosa de Carlos Alberto Gallardo Chambonet (Panamá)

POÉTICA

La poesía es como los atardeceres... Nunca vienen con el mismo rojo... O ese púrpura y salmón colado entre nubarrones de tormenta cayendo sobre los techos rojos o lo gigantescos edificios que aparentan sostener el cielo... O sobre un horizonte de selva virgen a orillas del mar...o sobre la curva que pinta el mar en el último kilómetro que alcanza nuestra vista.... Así es la poesía... Diferente, innovadora con rasgos hoy de luz, mañana con una insondable oscuridad, con cambios nuevos, con la estructura legendaria de la una de la tarde a  los cinco años cuando los colores eran bellos, pero, no los entendía... La poesía es como esos atardeceres, con reglas o sin ellas... Con frescura de ideas o rancias expresiones... La poesía es la manifestación mas esculpida que nos hace parecer más que un ser humano, un parámetro entre lo celestial.... 

Poema de Carlos Alberto Gallardo Chambonet (Panamá)

Y ES LO OPUESTO  V. S. C. 


Nace el grito en la raíz del rústico ego 
desfogando sus instintos de animal 
demostrando que su estirpe es algo igual 
cuando llena el corazón de sangre  y fuego. 

Vive el odio en la razón del hombre ciego 
que se esfuerza por sangrar al ideal; 
al sagrado sentimiento sin el mal 
ese amor que con la paz, yo siembro y riego. 

Voy rodando en los portales de las guerras 
de una eterna y desigual revolución 
en racimos de pandemias, por las tierras 

donde el hombre se supone era el señor 
para dar una tranquila evolución. 
¡Y es lo opuesto, se convierte en destructor! 

domingo, 7 de agosto de 2016

Poema de Ahmad Elshahawy (Egipto):


UNA EXCEPCIÓN

Pondré en orden la escena toda,
elegiré
y haré recomendaciones.
Haré cómputo de quienes quiero,
y daré a quienes se perdieron el funeral
la oportunidad de alabar mis virtudes.
Mas, exceptuaré a una sola,
que llamaré la número cien,

tal vez esté ahí, preocupada por mí.

domingo, 5 de junio de 2016

Poema de A. Morales Cruz (Panamá)

8
tengo todo el tiempo              
hablando del tiempo
descubro mis pies su ir hacia la tienda
pero en la esquina olvida sus tareas
su olvidar

un pasillo de hospital gira
en la vía láctea

en blanco, la luz, es el borde de lo rojo
la electricidad descubriéndose en la radio

9
he observado los utensilios
puestos por años sobre esta mesa
la cuchara abre            
el tenedor hunde       
escinde el cuchillo
en manos de un homicida desvanece

¿qué relatividad hay en el pánico del vaso,
la mesa,  el lugar rodeado?   ¿qué mística?

mi abuela tensaba el mantel
como un paño de lágrimas
el mantel sufre la sangre de los sacrificados
la cuerda  alrededor de la nuca


10

no existe un paisaje que no llueva
llueve como un tronco por dentro
por dentro sólo un solitario estacionamiento
un domingo    
las últimas horas 

la desolación en el paisaje es otra ambición del paisaje

el agua chorrea por la pared de la fábrica
anega la pista de los jinetes

el agua se ahoga en un vaso de agua

domingo, 22 de mayo de 2016

Poema de Jimmy Gómez (Nicaragua)


Página 16 de mi Diario

I

Soy el silencio.

La otra mitad de vos que no conocés.

Vástago en la penumbra de tu cuarto,

Cuando apagás la tele

Y con gusto cerrás párpados y me buscás.

¡Pobre de vos y tus noches!


Jamás volverás a trazar mi croquis,

Mi silueta con tu grafito,

Pues tu lienzo apenas se apoya

En el caballete de la noche.


Jamás te sublevaste

Ni saliste de la cloaca de vergüenza.

Te quedaste estancando en tu afán

Por cerrar párpados.


II

En el tránsito hacia otras dimensiones

Fui helecho sediento.

Nunca me introduje en otras aguas.

Yo era piedra en medio de este río de placeres.

En las hojas te veía,

No estabas muerto: danzabas mi destierro.


III

En otra ocasión fui libélula insurrecta.

Nunca supe de manadas,

Pues desde pequeña supe

Que tendría que usar mis delgadas alas.

¡Como anhelaba quedarme en mi paraíso!

Pero el viento siempre estuvo a mi favor

Para buscar otra tierra o, mejor aún,

Otras aguas donde posar mi trasero colorido.


IV

En el fin del mundo fue nuestro reencuentro.

Yo te creía disipado en las movediza noche.

Mi pecho apenas guardaba la centella de tu recuerdo.

Fue el día tu plan B para atraparme en tus redes,

Cercenar mis alas.

Nunca me descubrí en tus ojos,

Pues apagabas las velas al asomarme a tu ventana.

Yo era una especie de luciérnaga

Tocando a tu puerta.

domingo, 15 de mayo de 2016

Poema a Victoriano Lorenzo de Amelia Denis De Icaza (Panamá)

A La Muerte de Victoriano Lorenzo

Atado! y ¿para qué? si es una víctima
que paso a paso a su calvario va
lo lleva hasta el banquillo la república
y con ella en el alma a morir va.

Atado! y ¿para qué? frente al suplicio
los soldados esperan la señal,
el plomo romperá su pecho heroico
que ostentaba la enseña liberal.

Marcha a su lado el sacerdote trémulo
hablándole del cielo y de perdón
lleva un Cristo en las manos, y está pálido
murmurando en silencio una oración.

El sigue su camino siempre impávido
sin el hondo sufrir del criminal
libre nació bajo sus grandes árboles
y en ruda lucha defendió su ideal.

De hombres nacidos en las selvas vírgenes
en grupos de invencibles lo siguió
que allá en nuestras montañas, el indígena
puede morir pero rendirse no.

Se hizo su jefe el montañés intrépido,
el campo de batalla fue su altar
y el órgano divino, el ruido horrísono
del cañón enemigo al estallar.

Y ni el invierno con sus noches lúgubres
detuvo nunca su carrera audaz.
Como el león de los bosques en América
ni dio cuartel ni lo pidió jamás.

Soñó con la victoria, fue su ídolo
y en su mano nervuda se rompió
tras el ideal la noche con lo trágico
que el astro rey en el ocaso hundió...

Y después... y en las sombras del crepúsculo
en un lago de sangre el corazón;
y el pueblo que se aleja del patíbulo
murmurando una horrible maldición.

Su centro era el peligro, nunca el pánico
hizo su corazón estremecer
se alumbraba con luces de relámpago
cuando iba el enemigo a sorprender.

domingo, 8 de mayo de 2016

Poema de Ero Emanuel García Cedeño (Panamá)


Mi Esqueleto y Tú


Silencioso y pensativo

por la vida me ven,

es porque no me den

la alegría de unos festivos

ojos que me miren.


Mi placer es tanto,

al contemplar el esqueleto humano

que cuando miro una mano

con cartílagos y filamentos,

sé que al hombre pone andar

el esqueleto apendicular y

sus extremidades inferiores y

los huesos de la cintura pélvica.


En el silencio siento pasar horas tras hora

con un movimiento lento el tarso,

metatarso y la falange.

para poder así amada mía
                                
                               dar movimiento a mi mano 
                                    
                                     y acariciar tu tez fría.