domingo, 26 de diciembre de 2010

BIOGRAFÍA (Poema de Jaime Gurdian)

¿Yo?


Yo solo tristezas tengo,

Tristezas de aeropuertos

Pasillos sin fin de aeropuertos siniestros,

Vuelos nocturnos,

Adioses mojados en paredes de vidrio.

Amores y amigos entrañables

Que no volví a ver nunca más en la vida,

¿Yo?

Yo solo de despedidas vivo.

El amor me despide en las esquinas.

O en horarios horribles vespertinos,

A veces en un taxi,

O en bus que se evapora con mis ojos vacíos,

O viendo un pañuelo desde una ventana en un tren que se va al olvido.

(Buenos Aires 1978).



Yo solo tristezas tengo poetas,

Ya el amor mío, digo, el último adiós mío

Ya no las lee. Existen asuntos mas importantes en la vida…creo.

Escribo solitario esta tarde de abril en el exilio largo,

Bajo la lluvia inclemente de San José que se apiada de mí,

Y me acompaña.



¿Yo?

Sigo, con fobias de aeropuertos,

Lloro todavía al subir a un avión,

Veo a mis padres desde la ventanilla del viejo avión de Copa

En la terraza del Aeropuerto de Managua

Agitando sus brazos

Despidiéndose de mí

Para siempre,

(13 dic 1971)

En mi viaje al sur estudiantil.



Me salvan de morirme

Los encuentros fortuitos en León

Y en Ithaca.

Los abrazos de mis hermanos poetas

Y las cervezas.

Jaime Buitrago Gil leyéndome en la madrugada leonesa

Su último poema de abandonos.

También me salva la sonrisa de esta muchacha

Lejana,

Llevada una tarde hacia el sol español

En un avión de Iberia

(3 set 2009)

Me salva su esperanza

Y la máquina del tiempo de Wells,

Donde me subiría sin temores

Sin angustias, sin tener que tomarme unos tragos

Para calmar la angustia que me avecina al llanto.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Poema de Jaime Buitrago Gil (Nicaragua)

Jaime Buitrago Gil (Nicaragua)

AUTORETRATO




Ya no leo

Y apenas escribo.



Al respirar,

Mis pulmones silban

Como llenos de carrizos;

Si el brazo alzo

Señalando una nube,

El hombro truena

Como un mástil roto.



Una bandada que no veo

Me azota con sus alas;

Un abismo sin fondo

Me hala de los pies.



La mirada plana

Recorre el horizonte,

No más arriba

Ni más abajo.

domingo, 12 de diciembre de 2010

LOS RELEGADOS DE LA TIERRA

Alberto Cabredo-Panamá
“Las flores sin perfumes deben el llamarse flores a las flores perfumadas.”
Antonio Porchia


Esa mañana, contra toda lógica, se levantó como lo hacía en tiempos mejores, se arregló como solía hacerlo y salió al supermercado. Tuvo el cuidado de bajar las escaleras despacio, para evitar caer por causa de los escalones faltantes. Al salir, inicio la caminata con prisa, su afán era simple, hacer las compras de siempre para avituallar su casa. Era una tarea en que se esmeraba cada quince días. En esas ocasiones, solía canturrear bajito, bajiiiito, un párrafo de la canción Lamento Borincano del gran compositor Rafael Hernández que dice: “Sale loco de contento, con su cargamento para la ciudad, ¡ay! para la ciudad. Lleva en su pensamiento, todo un mundo lleno de felicidad, ¡ay! de felicidad”.


Llegó al Supermercado Lolita, lateral al Teatro Tropical, tomó una carretilla con una sonrisa radiante y dando los buenos días comenzó a llenar la misma con todo lo que requería en su hogar. En esta actividad consultaba con gran interés las ofertas, las fechas de vigencia, calidad de las frutas y productos perecederos. Concluido su recorrido, estacionaba la carretilla entre los anaqueles del establecimiento y se retiraba a su residencia.


El Gerente se limitaba a observar su salida y mientras reacomodaba los víveres, la cajera le increpaba su falta de acción ante este ritual que sin interrupción se repetía cada quince días. Él simplemente levantaba los hombros y le repetía: - No se irrite, es probable que su único hilo conductor con la poca cordura que debe quedarle, su único vínculo a la vida que tuvo y ya perdió, sea el sainete que monta en este supermercado. ¿Quién soy yo para destruir la ficción que mantiene sus pies aún pegados a la tierra?


Ninguno de los dos imaginaba que aquella señora medio compuesta y delgadísima, fue en su momento importante funcionaria de varios gobiernos y que inclusive, el país le debía significativos logros. Sin embargo, mermada su energía y perdidos los contactos, fue desechada como pieza defectuosa en fábrica de engranajes, y en consecuencia, mal vivía con una exigua mensualidad de la seguridad social en un barrio olvidado de la gracia de los dioses, siendo su único pecado - como el de todos sus congéneres – seguir viviendo.


Aunque no me crean, el viento tiene sus ironías y protestas (sólo hay que prestarle atención). Por eso, al verla caminando lento lentito de vuelta a casa, siempre le silbaba,sin que ella lo notara, otro párrafo de Lamento Borincano: “…Pasa la mañana entera sin que nadie quiera su carga comprar ¡ay! su carga comprar. Todo, todo está desierto, el pueblo está lleno de necesidad ¡ay! de necesidad.”

domingo, 5 de diciembre de 2010

Poema de Abelardo Sewell Tyndell (Tico panameño)

I


¿Quién hubiera pronosticado sucesos

de horror y espanto, para un pueblo

confiado en gobiernos mediocráticos;

arrodillado ante altares de promesas

como niebla y retorcijones de parto,

para solucionar problemas cotidianos.

Sin importarles las consecuencias atroces

de acontecimientos ocurridos en estos días

sin responsables de culpas señalados?

Podríamos exportar palabras vertidas

por los acomodados en butacas impunes.

Son promesas, acciones, lamentos, decretos…

Que se cuajan en flores de un solo día,

es la vida preñada de fugacidad en el tiempo.

Pareciera que nada hemos aprendimos, ya que,

prescindimos del más reciente pasado.

domingo, 28 de noviembre de 2010

YO LA PEOR DE TODAS-Poema de Cristhian Santos (Nicaragua)

LA BOHEMIA-Frans Hals (Holanda)

Yo la peor de todas



Decía Sor Juana Inés de la Cruz


Y yo


Por más que lo intentaba


No la comprendía


Hasta que un día


Se pulverizan


Los astros


Los planetas


Se destiñen las mariposas.


Las mismas que yo


He sostenido


Con el pulso


De mi corazón agitado


De mi corazón


Yo la peor de todas


Repetía Sor Juana


Y yo que no la comprendía.


Hasta que hoy


Si la puedo entender


Porque desde lo profundo


Del amor


He respirado


Lo imperfecto


De mi ser.

domingo, 21 de noviembre de 2010

CONVOCATORIA PARA REAFIRMAR LA FRATERNIDAD ENTRE COSTA RICA Y NICARAGUA

Nosotros, intelectuales y artistas comprometidos con la razón, la ética y la fraternidad que consolidan la paz y la armonía entre los pueblos del mundo, vemos con profunda preocupación la trampa en que la politiquería, nacionalismos ciegos, y patrioterismos electoreros montan para hacer caer a Costa Rica y Nicaragua. No somos juristas autorizados para emitir fallos en un conflicto de complejos matices e intereses, y por ello confiamos en el Derecho Internacional que otorga herramientas para evitar la fuerza. Especialmente los escritores y artistas costarricenses y nicaragüenses, que con la solidaridad racional de escritores y artistas del mundo suscribimos esta Convocatoria para reafirmar la fraternidad entre nuestros pueblos, nos declaramos convencidos de que es deber de nuestros gobiernos sentarse a dialogar sobre un proyecto binacional de desarrollo humano y protección ambiental en la Cuenca del San Juan, antes que enviar tropas o emitir pronunciamientos retóricos y fanáticos, para no dividir las aguas de un río nicaragüense –el río San Juan —cuyo destino histórico es unir a Centroamérica entera.
 No podemos ahogarnos en el río. No debemos encallar en sus raudales. No podemos tolerar que se irrespete la soberanía de ningún país, como tampoco que en patrioterismos prefabricados se agazapen los oportunistas de siempre. Tenemos que evitar que se derrame una sola gota de sangre, pues a estas alturas esa gota inclinará la balanza entre civilización y barbarie, a favor de esta última. Somos pueblos civilizados -orgullosos de una gran cultura compartida-, y a ticos y nicas nos consta tener una inquebrantable vocación de libertad. Ticos y nicas proclamamos que si hay que dar sangre, con gusto la daremos como transfusión ejemplar y democrática para preservar y proteger la vida del vecino, prójimo histórico; hermandad indisoluble que nos transforma en Abeles en permanente alerta contra los Caínes.
 Hoy, con la xenofobia y la irracionalidad, una vez más hacen evidentes sus siniestros y viejos propósitos William Walker y el seudonacionalismo de los patrioteros. Una vez más debemos unirnos contra toda clase de filibusteros, con la civilización, la razón y la fraternidad anidadas en alma y mente. Por ello alentamos al diálogo y a la confraternidad frente a este nuevo conflicto que, ante la inmensidad y majestuosidad del Río San Juan, es un minúsculo pantano. Tanto esplendor es para no ahogarse en odios. Es como si la naturaleza hubiera dotado a Nicaragua de un río donde cabe toda la paz del mundo. Un río que por sí mismo es una lección de serenidad. Que nos vive diciendo con el rumor de sus aguas, río abajo o río arriba, que vivir es tan necesario como navegar. Que navegar es vivir en paz. Por ellos convocamos y nos autoconvocamos a ser guardianes de esa paz y heraldos de esa armonía.



San José, Costa Rica, y Managua, Nicaragua, a los 18 días del mes de noviembre de 2010.


Intelectuales y artistas costarricenses y nicaragüenses


domingo, 14 de noviembre de 2010

Poema de César del Vasto (Panamá)

SUEÑOS Y DESPERTARES




Los malditos de buenos sentimientos

Disparan dardos contra la buena costumbre

Visitan a menudo las formas de alborotar el avispero

O lanzan saludos a los cabezas de chorlito



Sin embargo

Obviando los castigos y sus recompensas

Como una roca al frente de un espejo

Espero la hora señalada

El momento justo

El instante fortuito

En que pueda pararme

Y decir, a las cuatro rosas de los vientos

¡Que no falte el buen vino en mi velorio, ni el beso clandestino, de un coito interrumpido!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

PALABRAS VIEJAS

 Enrique Godoy Durán (Guatemala)

Son las mismas de ayer



Palabras viejas


Sacudidas por arpegios


De recuerdos, de ilusiones.


Son las mismas de ayer


Palabras viejas


Las que escribo en mis sueños de poeta.


¿Quién las quiere escuchar?


La casa sola


El viento que se filtra por rendijas


El perro del vecino…


¿Quién las quiere escuchar?


¡Palabras viejas!


Sentimientos de amor y de ternura


Testigos de dolorosas despedidas


De naufragios sin rescate


Pero…


Son las mismas palabras


Que regresan de nuevo aquel instante


Cuando pronunciaste mi nombre


Mitad queja, mitad grito


En el silencio azul de aquella noche


¿Recuerdas?


Cuando tú, gacela tímida, asustada


Te refugiaste en el nido de mis brazos


Y bebimos gota a gota, el agua del placer


En el río de los sueños realizados


¿Recuerdas?


Temblaron de pasión nuestras dos almas


Nuestros labios se buscaron


Se aferraron satisfechos…


¡Que gran momento y que locura!


¿Recuerdas?


¿Quién las quiere escuchar?


¡Palabras viejas!

viernes, 5 de noviembre de 2010

Preguntas de un obrero que lee -

 Bertold Brecht

¿Quién construyó Tebas, la de las siete puertas?

En los libros se mencionan los nombres de los reyes.
¿Acaso los reyes acarrearon las piedras?


Y Babilonia, tantas veces destruida, ¿Quién la construyó otras tantas?

¿En que casas de Lima, la resplandeciente de oro, vivían los albañiles?


¿Adónde fueron sus constructores la noche que terminaron la Muralla China?


Roma la magna está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los construyó?


¿A quienes vencieron los Césares? Bizancio, tan loada, ¿Acaso sólo tenía palacios para sus habitantes?


Hasta en la legendaria Atlántida, la noche que fue devorada por el mar, los que se ahogaban clamaban llamando a sus esclavos.


El joven Alejandro conquistó la India. ¿Él sólo?


César venció a los galos; ¿no lo acompañaba siquiera un cocinero?


Felipe de España lloró cuando se hundió su flota, ¿Nadie más lloraría?


Federico Segundo venció en la Guerra de Siete Años, ¿Quién más venció?


Cada página una victoria. ¿Quién guisó el banquete del triunfo?


Cada década un gran personaje. ¿Quién pagaba los gastos?


Tantos informes, tantas preguntas.

domingo, 31 de octubre de 2010

¡QUÉ VIVAN LOS ESTUDIANTES!

Violeta Parra-Chile

Que vivan los estudiantes
jardín de nuestra alegría
son aves que no se asustan
de animal ni policía
y no le asustan las balas
ni el ladrar de la jauría.
Caramba y zamba la cosa
que viva la astronomía.

Me gustan los estudiantes
que rugen como los vientos
cuando le meten al oído
sotanas o regimientos
pajarillos libertarios
igual que los elementos.
Caramba y zamba la cosa
que viva el experimeto.

Me gustan los estudiantes
porque levantan el pecho
cuando les dicen harina
sabiéndose que es afrecho
y se hacen el sordomudo
cuando se presenta el hecho.
Caramba y zamba la cosa
el código del derecho.

Me gustan los estudiantes
porque son la levadura
del pan que saldrá del horno
con toda su sabrosura
para la boca del pobre
que come con amargura.
Caramba y zamba la cosa
viva la literatura.

Me gustan los estudiantes
que marchan sobre las ruinas
con las banderas en alto
va toda la estudiantina
son químicos y doctores
cirujanos y dentistas.
Caramba y zamba la cosa
vivan los especialistas.

Me gustan los estudiantes
que con muy clara elocuencia
a la bolsa negra sacra
le bajó las indulgencias
porque hasta cuando señores
nos dura esta penitencia.
Caramba y zamba la cosa
que viva toda la ciencia.

domingo, 24 de octubre de 2010

TODO EL AMOR DEL MUNDO

Héctor Collado (Panamá)




Todo el amor del mundo

Cabía en mi casa.
Pero el odio reclamo sus espacios
Y la orfandad exige su ración
De muerte.

Todo el temor del mundo
Se instala bajo la sombra
En el rincón destinado a la podredumbre….

Solidarios en la noche,
Hermanos por última vez,
Agazapados al amanecer,
Sorprendidos por el milagro de la vida
Al mediodía.

Todo el rencor del mundo
Lloviendo,
Estallando,
Matando…
¿Hasta dónde, Señor, hasta cuándo?


Todo el odio del mundo cabe en una bala.

domingo, 17 de octubre de 2010

DOS POEMAS

Marvin García atento en el Colegio Jeptha Duncan

AVISO


Es la soledad del recuerdo lo que sobrevive
la vida y sus dolores
el tiempo y su paso invisible
los espacios oscuros
las marcas en el cuerpo
la muerte que nos vigila
la ingenuidad del mundo
los golpes que aún duelen
las cicatrices que no sanan


esperar y decirlo es lo que queda
solamente eso, no pretendo nada más.






NO ES TAN FÁCIL


No son mis sueños ni el futuro que te
esperaba con los brazos extendidos
no es nada
sólo los latidos que arrancamos sin piedad
de nuestros pechos
no me mires a los ojos, no pienses en el
tiempo, en el futuro, en la vida
ni en el daño que nos causó el deseo
no pienses


ya todo acabó.

domingo, 10 de octubre de 2010

POEMA DE IRIK LIMNIO

Irik Limnio (Kuna Yala)
SONETO # 6.
VOLVER DE LA AUSENCIA



Óyeme, no siempre la muerte es juego


del hado, extrañadamente la buscamos.


Constantemente vaga y, como fuego,


nos traga cuando vidas escalamos.


No temas. Enmudezca la existencia


cuando tu mente explora ese momento.


No será el fin, será volver de ausencia


donde eras sólo ilusión. Lo lamento.


Su senda se enverdece a nuestros pasos


muy lejos del silente camposanto.


En su morada abundan los abrazos.


Todo ademán por eso tienen encanto.


Únicamente añorarás retazos


de calles emputadas, mas no el encanto.

domingo, 3 de octubre de 2010

POEMA DE ALEXÁNDER ZÁNCHEZ

Poeta Alexánder Zánchez (Panamá) esperando turno en el recital de micrófono abierto realizado en el marco del Festival de Poesía Ars Amandi-Panamá

Homenaje a Monseñor Romero



I


Ya sé dónde quedó dispersa la sangre
dónde la palabra se vistió de pena
dónde se sacó los ojos la palabra para no verla
dónde para no llorar abiertamente enfurecida
había que ser libres y lo fueron
al margen homicida de los fusiles militares
seis cayeron aquella vez del ochenta y nueve
antecediéndose al diciembre doloroso
con que se hermanan nuestros llantos.


II


En el corazón se cumple el ciclo de la sangre
en el hígado se nos redime de todo rastro de pecado
y luego se va por los caminos
con su espada flamígera
limpiando de sombras el templo


a dónde
retorna?
desde dónde retorna como luminoso glóbulo blanco
de la mano con su pueblo?

en el corazón se cumple el ciclo de la sangre.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Poemas de César Zapata

NUEVE



Huele a voz la luz vagando por el aire.
Palabra sin hombre posándose en las cosas.
Visión de pequeños mundos en el polvo.
No descubrirse es entender los misterios.
Oh, lenguaje, oscuridad que me alumbra,
Abundancia que aún no significa,
Alguien se oculta hoy bajo la luz
¿Cómo llamarle?

sábado, 18 de septiembre de 2010

TRES POEMAS

Otoniel Guevara-El Salvador

Tiempos modernos



En estos días en que abunda la muerte


Yo me acomodo a saborear tu mirada



Los cláxones en la calle son antiespirituales


Pero tus ojos me devuelven la calma



La noche se acobarda ante los asaltantes


Y mi única propiedad


Es tu sonrisa



No siento miedo


Solamente amo




Y el mundo es ante eso más hermoso


Y la vida un camino con suficientes provisiones






Deseo infinito


La última vez que toqué sus manos


Fue con mis besos




La última vez besé su pelo


Fue con el viento


La última vez que pronuncié su nombre


Me respondió el silencio






Budapest


He recordado la noche guerrillera


Hecha de silencio y muerte


De vigilia y hambre


De soledad y frío



Estoy al centro de otra noche extranjera


Y nuevamente


El dolor más intenso


Sigue siendo tu ausencia

domingo, 12 de septiembre de 2010

COLOFÓN ABIERTO


Poema del egipcio Ahmad Elshahawy. Traducción de: Mohamed Abuelata

Que una mujer se baje en mitad del camino


quiere decir


que no hagas reproches,


que no te canses,


que la estrella en su espejo se apagará,


que un camino abrirá paso a otro hombre,


que en el espejo verás una cara negra,


que no pidas a Jesús levantar a tus muertos,


que no tejas con débil hilo tu secreto,


que no mendigues recuerdos al olvido,


que no enciendas fuego en el desierto de un otoño,


que no ordeñes la sombra de un toro en una noche muerta,


que no midas los versos y abandones la música,


que no caigas como los sabios,


que no invoques a Dios para salvarte del esplendor de la unión,


que no subas a una mora para cubrir con una hoja el sexo de una mujer,


que no escarbes en el idioma más allá de lo que haga el silencio,


que no imagines en lo alto una luna,


-porque no es más que una gota de sangre-,


que no descartes el nombre de una mujer en un texto que has escrito para perdurar,


que no te avergüences de caer vencido en el rastrojo como una nube vacua,


que no abras una puerta ciega,


que no gastes tinta elogiando a una mujer


que recoja tus errores como uvas en un colofón abierto.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Palabras de Eleisa Ríos sobre las Confesiones

Eleiza Ríos (Panamá)

Me gustó, leer este libro, te confieso que con otros libros tuyos que he leído, no entendía tu estilo, y ni me gustaron, pero este me encantó. Tal vez tú estas mejorando, o yo estoy madurando, o aprendiendo a reconocer lo bueno.



No se nada de poesía, ni de esos asuntos, pero te puedo decir todo lo que sentí, al leerlo.


Es nuestra cruda realidad, y lo haces de una forma que nos hace reflexionar, querer compartirlo con todos nuestros conocidos, para que podamos reflexionar y así construir una ciudad, que el poeta no odie. Hay momentos en que nos hace sonreír, y en otro se nos hace un nudo en la garganta, también nos hace sentir la cara caliente, por tantas verdades así, de sopetón.


Lo que mas me gustó y que recuerdo, fue la parte del tirano de tras del bolígrafo rojo, y lo de que si el muchacho no da bola en la escuela, ni en el trabajo, tirará bala en la calle (bueno algo así, ¿no?)

domingo, 29 de agosto de 2010

Entrevista de Taty Hernández Durán a David C. Róbinson O.

David C. Róbinson O.: Escribo porque quiero tocar la vida de un desconocido llamado lector.



Taty Hernández Durán, poeta y crítica literaria dominicana, entrevista al escritor panameño. Difundida en el ciber-espacio por PerspectivaCiudadana.com y la revista digital 400 elefantes.




El navegar por la red me hace entrar en contacto con infinidad de escritores y escritoras de toda Hispanoamérica. En esta ocasión he conversado con David Robinson- Panamá, 1960- quien es narrador, poeta y editor. Charlamos sobre su concepción de la escritura, el hecho de comunicar como elemento clave de la misma y su visión sobre el movimiento literario actual en Panamá.

¿Cuándo descubriste la escritura?


Me parece que tuve un pre descubrimiento y un descubrimiento. El pre descubrimiento fue en mi infancia y adolescencia cuando se me desbordó la imaginación y comencé a tener historias en mi cabeza. Un día como por accidente esas ideas quedaron atrapadas en el papel. El descubrimiento en propiedad fue luego del contacto con tres escritores.


¿Quiénes fueron esos escritores?



Herasto Reyes que me señaló la importancia de la lectura para escribir, Jarl Ricardo Babot (mi maestro) que me enseñó que el arte es algo más que escribir y Enrique Jaramillo Levi que dictó un taller de creación de cuentos donde creo ocurrió mi final descubrimiento del arte de escribir.


¿Tienes un escritor de cabecera? ¿Quién?


En estos momentos tengo muy buenas conversaciones con Alfredo Bryce Echenique. Ese lío de Martín Romaña y Octavia de Cádiz me tiene fascinado.

¿Como concibes el hecho de la escritura?


Escribir es comunicar. Para escribir un cuento se necesita tener una historia que contar, implícita o explícita.

Entonces, ¿comunicar es una palabra clave en la escritura? ¿Por qué?


Sí, es fundamental comunicar algo, sino se está mal gastando cruelmente papel que bien podía seguir siendo un árbol.

¿Cómo catalogas las producciones de muchos escritores que no son digeribles al lector común?


Si no se comunica se está haciendo terapia, no literatura que no sean dirigidas al lector hembra (como los llamaba Cortázar). No significa que no estén comunicando. Simplemente su mensaje es elitista.

¿Por qué escribes?


Originalmente comencé a escribir por una disfuncionalidad en los canales regulares de la comunicación. Tenía algo que decir y como se me dificultaba hablar, escribía. Ahora escribo porque quiero tocar la vida de un desconocido llamado

En tu narrativa, ¿tienes temas, espacios y/o personajes preferidos? Hay un personaje sin nombre que se repite. Es un hombre atormentado por el vértigo que significa la existencia diaria. ¿Cuál es tu visión sobre la literatura panameña actual?


La literatura pareciese estar en eclosión: Hay una gran cantidad de escritores, lectores, promotores, gente interesada en el tema. También hay muchas publicaciones. Pero a veces me parece como que es pura curiosidad o ejecutoria para una hoja de vida.

¿Por qué pura curiosidad? ¿Piensas que no se escribe con conciencia en Panamá?


Para escribir no se necesita conciencia. Se requiere imaginación, sensibilidad, cultura y capacidad de observación. Precisamente la conciencia es un estado superior de compromiso con la literatura, va más allá de la mera publicación.

Eso de la publicación es relativo, la mayoría de las veces en nuestros países los autores no disponen de los medios para publicar. Esto me lleva a cuestionarte si en Panamá existe una política de apoyo a los escritores para que su obra sea difundida.

Para que exista una política tiene que haber un diálogo y alcanzar el consenso y eso no se ha dado en este país. Pero sí hay muchos intentos y movimientos aislados e inconexos entre sí. Aquí se puede publicar pero la promoción tiene graves deficiencias.

Háblame de la Casa de las Orquídeas.


Casa de Las Orquídeas es el nombre que utilizo para auto publicarme. El nombre me lo sugirió un amigo poeta, Martín Testa, quien al ver mi casa rodeada de aquellas flores, concluyó que otro no podía ser el nombre de la editorial.

¿Existen editoriales interesadas en publicar? ¿No tiene el autor que cubrirlas de su propio peculio?


Sí, el escritor tiene que cubrir la totalidad o un porcentaje del costo, pero el mercado del libro ha crecido. Ahora es más fácil vender un libro. Antes, encima de que pagabas para publicar tenías que regalar el libro si querías ser leído. Las ventas del libro han mejorado, pero aún no es un negocio lucrativo para el escritor, todavía es un negocio que marca pérdidas en su libro de contabilidad.
La palabra de moda acá es autogestión. Tengo dos años esperando respuesta de una editorial internacional y dicen que me publicarán el año que viene.

¿Existe un apoyo estatal para los escritores?


Algo, todo depende, como siempre, de la suerte y contactos de cada escritor. Creo que aquí hay la intención de apoyar, pero no necesariamente hay el recurso.

¿Realmente crees que existe la intención? ¿En qué te basas para decirlo?


Sí. En las declaraciones públicas hechas por los funcionarios. Por lo menos, hablan de eso. ¿Seré ingenuo? No lo sé. A veces quisiera serlo.

domingo, 22 de agosto de 2010

La pesadilla de vocal O

Leadimiro González (Panamá)

Una tarde, cuando los estudiantes salieron al recreo, la vocal O se quedó dormida, se desprendió del tablero y ¡plof! se cayó.



Las demás vocales formaron un gran alboroto, porque vieron a la pobre O tendida en suelo.


Al cabo de un rato la O se levantó desorientada y se preocupó, pues si no regresaba al tablero a tiempo los niños ya no podrían escribir correctamente.


En lugar de escribir la palabra amor, escribirían “amr” o en vez de escribir bote, escribirían “bte”. Las palabras ya no serían las mismas.


En eso pensaba cuando de pronto escuchó:


—Psssss… pssssss…


La O miró hacia arriba y vio a sus compañeras.


—¡No te preocupes, te ayudaremos! —exclamó la consonante R.


Las vocales A E I U estaban muy angustiadas por su compañera. Se reunieron todas las letras del alfabeto entonces para buscar la forma de ayudar a la O.


—Hay que apresurarse —dijo la consonante N.


—¡Ya sé! —gritó la vocal A—. Nos agarraremos hasta llegar a la O y así la subiremos.


A todas las pareció buena la idea y enseguida se entrelazaron unas con otras. En el preciso momento en que los estudiantes entraban al salón de clases las letras alcanzaron a la O y la subieron enseguida al tablero.


Las vocales estaban muy aliviadas y contentas: habían ayudado a su amiga y nuevamente los niños podrían volver a escribir correctamente.

domingo, 15 de agosto de 2010

JUNIO 30

Marvin García-Guatemala

La casa sigue estando sola
vacía
apagada como el cielo que la cubre
sigue sin luz
esperando una señal de amor
de compasión
la casa sigue sin voces
sin cantos que pinten las paredes
sin ventanas que imaginen amanecesres bondadosos
sigue en la misma calle
no se mueve, camina, pero no se mueve
la casa tiembla de susto
vibra de recuerdos.

La casa no es hogar
es infierno, golpe, cicatriz
pero no es hogar.

domingo, 8 de agosto de 2010

VISIÓN ACARTONADA DEL QUE DUERME

Presentación del libro “CONFESIONES DE UN POETA EN UNA CIUDAD QUE ODIA”



“Aunque presionés el botón del semáforo,
el tiempo no se detiene”
S.M


Tantas imágenes conservan los cartones.


La jauría que devoran el pavimento, las sombras en movimientos aleatorios, la basura acumulada junto a las decepciones de edificios que guardan venganzas y lo miran.


El rencor de los parques, por historias de barrios que se degradan, de kioscos que ya no existen, de estatuas que nadie reconoce. Por lamentos cicatrizados en sus bancas, de la madre que ahora es abuela de maquila, de padres huérfanos transformados a padrastros, del hijo que abandona el cajón con betunes y juguetes de madera.


La ira incalculable en los patios de las escuelas, por las marcas de puñetazos y balones, por la letra ilegible del futuro poeta.


El rechazo de los muros de hospitales y bancos, los grafitis que parecen maldecirlo, el insulto de la chica que espera en la barra, de los que caminan por bulevares. El noperdón que acumula en los bolsillos.


Mucha es la sangre coagulada que proviene de la lágrima del semáforo: testigo de la venta de claveles y chocolates en forma de niña, que se resigna al cruce de los descalzos, de los con libros, de los armados, y del que se detiene en mitad de la calle; y le confiesa su odio hacia una ciudad que lo detesta.

David Robinson, escritor, docente, poeta y amigo panameño, pública esta maravillosa obra en diciembre del 2009 con la Editorial Casa de las Orquídeas de Panamá. Una recopilación de poemas que profundizan en tantas realidades que acechan no sólo en las calles panameñas, sino que están presentes en todas las ciudades de América Latina y el mundo.


Confesiones de un Poeta en una Ciudad que Odia es un libro que nos desgarra al colocarnos en la ciudad por la que caminamos a diario, revelándonos un paisaje, un olor y un rostro que estaba estandarizado, que dejo de conmovernos e ignoramos.


David Robinson (Poeta y Amigo) crea una obra que nos sensibiliza.

domingo, 1 de agosto de 2010

RENACER

Aura Méndez de Canova (Panamá)

Convertida casi toda
en cometa de papeles
volé con grandes alas de cristal
prestadas por las arenas milenarias.
El destino sin fronteras,
podría ser
¿Un ramaje de tules azules?
¿Un desierto exótico plateado de luz?
¿O un satélite aventurero
en especie humana?

Llevé conmigo mis recelos
enseres y joyas defectuosas,
en los gajos de mi alma
convertida en un sarcófago
por las amalgamas de la vida irónica.
Sembré mis dudas y espertentos.

De las sombras viejas
emana olvido,
desarrugando el presente.
Mis pensamientos fracturados
se sumergen en aguas purificadas;
abrí el túnel de la vida otra vez.
Sin embargo...
El olvido y el recuerdo
nacen y mueren a diario.

Convertida ya toda
en una fusión
de cuerpo y alma
crecí...
Seguí creciendo
y crezco...
Mis anhelos comenzaron
a susurrar al mundo.