domingo, 8 de mayo de 2016

Poema de Ero Emanuel García Cedeño (Panamá)


Mi Esqueleto y Tú


Silencioso y pensativo

por la vida me ven,

es porque no me den

la alegría de unos festivos

ojos que me miren.


Mi placer es tanto,

al contemplar el esqueleto humano

que cuando miro una mano

con cartílagos y filamentos,

sé que al hombre pone andar

el esqueleto apendicular y

sus extremidades inferiores y

los huesos de la cintura pélvica.


En el silencio siento pasar horas tras hora

con un movimiento lento el tarso,

metatarso y la falange.

para poder así amada mía
                                
                               dar movimiento a mi mano 
                                    
                                     y acariciar tu tez fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada